Cómo ser militar

Saber cómo ser militar es una duda que le viene a la cabeza a muchas personas, de esas que nacen con un especial sentimiento de responsabilidad para con sus conciudadanos y su país, por los que son capaces de dar su propia vida.

Aquí intentaremos darte toda la información y los pasos para ser militar, aprender el proceso y todos los datos importantes para ello.

Qué es un militar

Un militar es una persona que, por diversos motivos, ha decidido dedicar su vida a la defensa de su país y la protección de sus ciudadanos sirviendo en los ejércitos.

Qué significa ser militar

Ser militar consiste en estar al servicio de un país para protegerlo de cualquier amenaza, externa o interna, en suelo propio o allí donde sea necesaria la defensa de los intereses de los ciudadanos.

Esto también implica una gran responsabilidad y sacrificio para cualquier soldado de las Fuerzas Armadas. Asimismo, conlleva un gran orgullo para los miembros de los distintos ejércitos, realizar esa labor y portar el uniforme con la bandera de su país.

Por qué ser militar

Si te gusta la temática y el mundo bélico, eres un patriota, quieres a tu país y te preocupas por la seguridad de tus paisanos y de la estabilidad del estado, estás destinado a ser militar.

Cuerpos militares

En las Fuerzas Armadas suelen existir distintas unidades o ejércitos:

  • Armada: las armadas de los diferentes países están formadas, normalmente, por las flotas de buques de guerra, los marineros y/o soldados de marina y, en algunos países, los diversos cuerpos de Infantería de Marina.
  • Ejército del Aire: en la Fuerzas Aérea de cada nación sirven soldados que realizan diversas funciones, muchas de ellas relacionadas con el mantenimiento y uso de los diversos aviones y helicópteros posee cada ejército.
  • Ejército del Tierra: suele ser el ejército más grande y numeroso de la mayoría de las Fuerzas Armadas de los distintos países. Está compuesto principalmente por unidades de infantería, en sus diversas especialidades; unidades blindadas, con tanques, vehículos blindados o ligeros; artillería, zapadores, etc…
  • Infantería de Marina (Marines): como hemos indicado anteriormente, en algunos países forman un cuerpo dentro de la Armada y en otros son un Ejército a parte, con su propio presupuesto, aeronaves, artillería, etc…
  • Unidades de Emergencia: en España, por ejemplo, la UME (Unidad Militar de Emergencias) es una unidad militar que realiza funciones de asistencia en casos de emergencia grave, trabajando conjuntamente con otros elementos civiles, como bomberos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o equipos de extinción de incendios forestales.
  • Guardia Real: al servicio del rey de España, es una unidad especializada en la protección de la casa real compuesta por miembros de los tres ejércitos y los cuerpos comunes.
  • Guarda Costas: suelen formar parte de las Fuerzas Armadas en algunos lugares. En otros forman parte de fuerzas civiles.

Escalas, categorías y empleos militares

Dependiendo de las Fuerzas Armadas de cada país, tienen su propio escalafón y organigrama militar. En los siguientes enlaces podrás ver los distintos empleos de algunos países hispanohablantes y de las grandes potencias:

En el caso de España, los grados militares de las Fuerzas Armadas españolas son:

  • Escala de oficiales
    • Oficiales Generales
      • Capitán General (Reservado al comandante supremo de las Fuerzas Armadas, es decir, el rey de España)
      • General del Ejército / General del Aire / Almirante General
      • Teniente general / Almirante
      • General de división / Vicealmirante
      • General de brigada / Contralmirante
    • Oficiales
      • Coronel / Capitán de navío
      • Teniente coronel / Capitán de fragata
      • Comandante / Capitán de corbeta
      • Capitán / Teniente de navío
      • Teniente / Alférez de navío
      • Alférez / Alférez de fragata
  • Escala de suboficiales
    • Suboficial mayor
    • Subteniente
    • Brigada
    • Sargento primero
    • Sargento
  • Escala de tropa y marinería
    • Cabo mayor
    • Cabo primero
    • Cabo
    • Soldado de primera / Marinero de primera
    • Soldado / Marinero

Cómo ser militar

Si quieres saber qué hacer para ser militar, debes ser consciente de que los requisitos y condiciones cambiarán dependiendo del país en el que te encuentres.

Existen diferentes caminos de acceso a la carrera militar entre los que podrás elegir dependiendo de tu formación y aspiraciones:

Requisitos para ser militar

Una de las dudas más comunes es qué piden para ser militar, y aquí intentaremos informarte de las condiciones generalmente exigidas en la mayor parte de las Fuerzas Armadas de los diferentes países.

  • Ser mayor de edad y no haber superado, en el caso de España, los 29 antes de entrar en el centro de formación
  • Tener la nacionalidad del país correspondiente (aunque hay excepciones)
  • Medir más de 160 centímetros (150 para mujeres) y no más de 203 centímetros (España)
  • Carecer de antecedentes penales y no estar en un proceso judicial por delito doloso
  • Tener la titulación requerida, que dependerá de la escala a la que quieras acceder
  • Superar el reconocimiento y pruebas psicofísicas de acceso
  • No tener tatuajes visibles con cualquiera de las uniformidades o, aún sin verse, que sea ofensivos, puedan afectar al imagen de la institución o sean contrarios a los valores constitucionales (España)

Qué estudiar para ser militar

Además de las condiciones anteriores, para ser militar deberás superar un proceso selectivo de concurso-oposición que constará de diversas partes:

  • Fase de concurso: donde se valorarán los méritos de acceso generales, académicos y militares
  • Fase de oposición: consiste en la superación de una prueba tipo test donde se valorarán varios factores de aptitudes, verbales, numéricos, de memoria, razonamiento…
    Esta fase será diferente dependiendo de la escala a la que quieras acceder y también podrá incluir:
    • Prueba de lengua inglesa
    • Prueba de conocimientos
  • Reconocimiento y pruebas físicas: una vez superada las dos primeras fases, deberá superarse el reconocimiento médico y las pruebas físicas correspondientes a la unidad o destino que se haya solicitado.

Una vez finalizado el proceso, y si tu nota es suficiente, te convertirás en militar y podrás ser feliz al haber cumplido tu sueño.

Temario para ser militar

El temario para llegar a ser militar varía mucho dependiendo de si decides entrar como soldado o marinero o como suboficial u oficial, con o sin titulación.

Aquí podrás encontrar los diferentes libros y manuales para preparar las distintas oposiciones a la carrera militar:

Dónde estudiar para ser militar

Si quieres saber cómo prepararte para ser militar, debes saber que realmente haciéndote con el temario indicado en cada convocatoria, puedes estudiar por tu cuenta y, entrenando un poco tu condición física, superar la oposición sin más gasto que el de los libros y el tiempo.

Por otro lado, si prefieres la comodidad de pagar y que te enseñen, puedes acceder a alguna de las muchas academias repartidas por todas las ciudades en las que te darán los temarios y clases preparatorias para la superación del proceso selectivo escogido.

Dónde informarse para ser militar

Para llegar a ser militar debes inscribirte en la convocatoria pertinente, normalmente, en las unidades de reclutamiento o en las diferentes delegaciones o subdelegaciones de defensa repartidas por toda la geografía.

También puedes informarte directamente en las páginas web de reclutamiento de las Fuerzas Armadas que te interesen.

Ser militar o policía

Es una pregunta complicada, ya que a pesar de que estas dos profesiones requieren una especial entrega y afán de servicio público, las funciones que realizan son muy distintas, aunque ambas imprescindibles.

Aquí te mostramos algunos detalles a tomar en cuenta sobre las principales diferencias entre ser militar o policía en España.

Las funciones de militares y policías

Los policías realizan una función más cercana al ciudadano, que se visualiza más y que vivirás en el día a día, en tu jornada laboral. Esto ayuda a que el reconocimiento de la sociedad sea mayor, aunque no por eso es un trabajo más importante. Ambos son imprescindibles.

Los militares trabajan más en la sombra. Sus labores no suelen suceder de cara al público y los riesgos que conllevan, aunque sustancialmente superiores y directos, se limitan a la realización de su actividad durante operaciones, servicios o misiones. Pese a ello, la población tiene en buena estima a sus soldados, ya que son conscientes de que gran parte de su seguridad depende de ellos.

Salario de militares y policías

En cuanto al sueldo, depende del país en el que estés, será mayor o menor la diferencia entre unos y otros. En el caso de España, por ejemplo, el sueldo de un policía, guardia civil o policía autonómico, que ronda una media de 2.000€ al mes, es sustancialmente mayor que el de un soldado, que se sitúa alrededor de los 1.000€ al mes.

Condiciones laborales de militares y policías

Las condiciones laborales son distintas, también dependiendo de la situación geográfica.

En España, los agentes de policía o guardias civiles obtienen, prácticamente desde el primer momento, una plaza de funcionario fija, de por vida. Para ello no tienen que seguir estudiando ni ascender ni hacer nada más. De hecho, si lo desean, pueden quedarse en el mismo destino todo el tiempo que quiera, a no ser que elijan ascender o cambiar ellos mismos de lugar.

Los soldados, a pesar de haber estudiado y superado igualmente un concurso-oposición como cualquier funcionario público, solo consiguen un compromiso de larga duración hasta los 45 años de edad. En ese momento son despedidos, que no prejubilados, y si lo desean, pueden convertirse en reservistas de especial disponibilidad obteniendo una pequeña asignación mensual de cerca de 650€.

La única opción para quedarse es volver a opositar a tropa permanente, ascendiendo previamente al menos a cabo (ya que de soldado no suelen salir plazas de tropa permanente), o ascender a la escala de suboficiales o de oficiales.

Cabe destacar que, exceptuando la oposición para el acceso a la condición de permanente, el resto de oposiciones internas conlleva pérdida de destino. También aclarar que las plazas que ocupan sí o sí tienen una “caducidad”, es decir, que pasado cierto tiempo (que suele rondar entre los 4 y 6 años) deben volver a pedir una vacante quieran o no y, de no hacerlo, se les destina de manera forzosa.

Si a pesar de estos datos continúas dudando entre la carrera militar y esta otra opción, quizá deberías echarle un vistazo a la información sobre cómo ser policía o cómo ser guardia civil.

Libros bélicos y sobre militares

Aquí podrás encontrar algunos libros sobre temática bélica: historia, novelas, enciclopedias, guías y mucho más de temas militares.

Artículos militares

Si te gustan los artículos militares, como camisetas, mochilas, botas o demás equipamiento táctico militar, podrás encontrar todo lo que quieras en este enlace.

SI TE HA PARECIDO INTERESANTE
¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO CON TUS AMIGOS!